Una alergia se genera cuando el sistema inmunitario reacciona a un alérgeno que normalmente es inofensivo.

Cuando un alérgeno entra en contacto con los ojos, ciertas células en el interior del ojo (llamadas mastocitos) liberan histamina y otras sustancias para combatir el alérgeno. Tal reacción hace que los ojos se enrojezcan, piquen y lagrimeen.  

Hay alérgenos en el aire, tanto en lugares que son cerrados como al aire libre, lo cual provoca muchas alergias en los ojos, los cuales incluyen:

Polen del césped, los árboles y la ambrosía
  • Polvo
  • Caspa de las mascotas
  • Moho
  • Humo

Los perfumes, cosméticos o fármacos también pueden provocar que los ojos tengan una reacción alérgica.

Incluso algunas personas pueden ser alérgicas a los conservantes químicos de las gotas lubricantes para ojos o en gotas recetadas.

Los ojos también pueden reaccionar a otros alérgenos que no entran con contacto directo, como pueden ser alimentos, mordeduras o picaduras de insectos.

Si tienes alergia en tus ojos, acude con el Dr. Luis Miguel Irigoyen Garibay.


Artículo creado con información de aao.org.