La rinitis alérgica es un diagnóstico asociado con un conjunto de síntomas que afectan la nariz.

Tales síntomas se presentan cuando se inhalan elementos que provocan alergias como polvo, caspa o polen, a causa de un resfriado común o una alergia estacional, también pueden ocurrir cuando se consumen alimentos que generen la alergia.

La rinitis se presenta con la inflamación o hinchazón de la membrana mucosa de la nariz, la cual se caracteriza por secreción nasal y congestión.

La rinitis se considera agua cuando se corrige en un periodo inferior a 6 meses. Y la rinitis crónica se hace cuando los síntomas están presentes por un tiempo superior a 6 meses.

Más causas que generan rinitis:

  • Infecciosa: causada por múltiples virus y bacterias.
  • Física: causada por las condiciones del ambiente frío o humedad.
  • Hormonal: causada por hipertiroidismo u otros desórdenes hormonales encontrando en este apartado la denominada rinitis del embarazo.
  • Medicamentosa: causada por el uso o abuso de ciertos medicamentos, antidepresivos, progesterona o vasoconstrictores nasales.
  • Mecánica: causada por malformaciones, desviaciones del tabique nasal o cuerpos extraños que pudieran estar causando una obstrucción.
  • Atrófica: como la causada por una reducción agresiva de los cornetes inferiores.
Artículo creado con información Medlineplus.gov e Institutool-iom.com.